Saludable en el hogar, nada saludable en el trabajo. ¿Cómo puede el equipo de Recursos Humanos solucionar esto?

La manera en que tus trabajadores ven su salud y bienestar a niveles tanto personal como profesional está cada vez más interrelacionada.

Esto es especialmente cierto dada la naturaleza cambiante y las expectativas de los trabajadores de hoy en día. Desde equipos enteros trabajando sin descanso a trabajadores nómadas y con jornada flexible que están «siempre funcionando» y «siempre conectados», la delgada línea que separa el trabajo del hogar se sigue difuminando cada vez más. Mientras tanto, hay presión para ser más productivos.

Ya sea utilizando su propia pulsera de actividad para controlar el número de escaleras que suben entre reunión y reunión, o uniéndose a una conferencia telefónica desde la cinta de correr del gimnasio de la empresa, los empleados están dando los pasos adecuados hacia un estilo de vida más saludable y activo. ¿Por qué? Porque les ayuda a dar lo mejor de sí mismos.

Hacer saludable el entorno de trabajo

Los empleados son responsables de cuidar de sí mismos y de mirar por su salud, pero tú como responsable puedes apoyarlos. Por ejemplo, ¿estás proporcionando un ambiente de trabajo en el que los empleados pueden anteponer su salud y bienestar y gracias a ello comprometerse más con su trabajo?

Según un estudio reciente de Fellowes, la respuesta probablemente sea un «no» rotundo. Un 86% se describe como saludable en casa pero poco saludable en el trabajo. tres de cada diez siente que tiene poco o ningún control sobre su salud en el trabajo, y en general consideran que el empresario es el responsable de esto. Significativamente, el 90% cree que el bienestar en el lugar de trabajo debería ser una de las prioridades de la empresa.

Esta falta de responsabilidad de los empresarios es tan nociva para sus empleados como para su propio negocio. ¿Por qué? La competencia por los mejores talentos va en aumento. Por lo tanto, es más importante que nunca que Recursos Humanos proporcione un entorno de trabajo que resulte atractivo para los empleados de hoy y del mañana. De hecho, el 73 % de los directivos piensa que han aumentado las expectativas de los empleados en lo que se refiere al bienestar laboral.

Los empleados están preparados para abandonar los ambientes laborales perjudiciales

Además, el 74 % de los empleados está de acuerdo con que el enfoque en la salud laboral tiene que ser preventivo de forma proactiva y a largo plazo, en lugar de basarse en soluciones rápidas a corto plazo. ¿Sabías, por ejemplo, que más de la mitad (54 %) creen que su empresa debería estar haciendo más para abordar las cuestiones relacionadas con la obesidad?

Dando pasos hacia una mayor actividadUna mala postura puede tener consecuencias físicas graves

La triste realidad es que una hora diaria de ejercicio en el gimnasio se considera que compensa el estar más de siete horas sen-tados frente a una pantalla de ordenador. Los empresarios deben enfrentarse a este estilo de trabajo sedentario para evitar sufrir las consecuencias: una fuerza de trabajo enfermiza y desconectada y unas reper-cusiones financieras.

¿Qué pueden hacer los gerentes de Recursos Humanos al respecto?

Sabemos que las personas trabajan mejor y se sienten mejor cuando están activas. Y, según nuestro estudio, el 95 % de los trabajadores españoles creen que su entorno de escritorio es el factor más influyente en su bienestar en el área de trabajo.  Así que este debe ser tu punto de partida.

Solo se trata de conseguir que tus empleados vean de otro modo algunas acciones cotidianas, como el estar de pie o sentado. Un simple y pequeño cambio en cómo las personas interactúan con su estación de trabajo, puede provocar un gran cambio tanto en su salud como en su rendimiento. Consulta más información aquí

Pero la adaptación de sus estaciones de trabajo solo es el primer paso para conseguir un cambio duradero. Tienes que animar a tus empleados a moverse, a reservar reuniones en otra parte de la oficina o a ir a hablar con sus compañeros de trabajo en persona en vez de por teléfono o correo electrónico. No solo les supondrá un momento de descanso de la pantalla, sino que fomentará su interacción y colaboración, creando un sentido de comunidad que aumente la productividad.

Convierte las malas noticias en buenas

Sin duda, no hay excusa para la autocomplacencia. Especialmente cuando podrían ser una solución tan fácil para acabar con estos problemas antes mencionados (de hecho, el 71 % de los trabajadores piensa que su lugar de trabajo debería hacer más para evitar de forma proactiva problemas de salud).

Con tanto tiempo como pasamos en nuestros escritorios, el puesto de trabajo se convierte en el entorno ideal para que desarrollemos buenos hábitos que mejoren nuestra salud. Y marcar el camino en este sentido hará posible una mano de obra más productiva, más comprometida y, en definitiva, más rentable.

Para conocer mejor cómo mejorar la salud y el bienestar en el trabajo, descarga nuestro informe.

¿No es hora de que tu equipo de Recursos Humanos se ponga manos a la obra para crear un entorno de trabajo más sano?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s