En 2017, nos ponemos en pie por el bienestar psicológico

En Europa, se calcula que 83 millones de personas[1] (o sea, casi un tercio de la población adulta) han experimentado al menos un trastorno de salud psicológico. Pero la verdad es que esta cifra facilitada por la Organización Mundial de la Salud no refleja la verdadera magnitud del problema. Los datos hablan por sí mismos: seis países europeos están entre los 20 países con la mayor tasa de suicidios de todo el mundo. Los problemas psicológicos es, por tanto, un problema muy extendido, muy complejo y mortal.

Un estudio realizado en 2014[2] descubrió que Alemania es el referente europeo por su manera de abordar la salud mental. Y esto se debe principalmente a su buena seguridad social y a sus amplios programas de bienestar social subvencionados que han facilitado una mejor integración en la sociedad. Otros países pioneros, como por ejemplo Dinamarca, Noruega y Luxemburgo, ya han empezado a prestar atención y cuidados a las enfermedades mentales en centros no hospitalarios a fin de facilitar la integración de los pacientes en la sociedad.

Como es lógico, la salud en nuestro entorno laboral es un factor determinante para nuestro bienestar psicológico. Un estudio reciente de Fellowes al respecto reveló que un trabajo sedentario, además de ser el detonante de la desmotivación e insatisfacción de los empleados, es la causa subyacente de ciertos riesgos para la salud.

Por desgracia, los empresarios no siempre tienen los recursos ni has herramientas para abordar este problema. Es más, a los empleados les cuesta exponer abiertamente a sus superiores sus problemas de salud mental. Les preocupa que por ser francos puedan perder su trabajo, ser discriminados o se pueda truncar su trayectoria profesional, lo que complicaría aún más su estado.

Sin embargo, tenemos la suerte de contar con campañas europeas resolutivas, como por ejemplo “Not Myself Today”, que están ayudando a destruir dichas barreras. Esta campaña en concreto se lanzó en 2016 con el objetivo de que los trabajadores se conciencien y que conozcan mejor las enfermedades relacionadas con la salud mental para poder reducir sus estigmas y promover una cultura laboral segura y favorable. Todas las empresas pueden sumarse a la campaña notmyselftoday.eu.

A pesar de su importancia, el vínculo existente entre la salud física y la psicológica no es algo precisamente nuevo; la ciencia desde siempre ha insistido en que la actividad física ofrece un sinfín de beneficios. El estudio de campo más exhaustivo hasta la fecha, realizado por las universidades de Cambridge y Essex, demuestra que la frecuencia con la que la gente se mueve a lo largo del día —aunque ese movimiento no se pueda considerar como ejercicio propiamente dicho— se refleja directamente en la salud física y en la felicidad[3]. Además, un estudio realizado por Fellowes demuestra que el movimiento en el entorno laboral puede producir beneficios integrales para la salud de los empleados, aplicables a todos los trastornos: desde los dolores de espalda hasta la fatiga.

El mensaje es contundente: es necesario estar activos. A tenor de los resultados que ha recabado nuestro estudio, la mayoría de los trabajadores quieren ser más activos en su entorno laboral. Aquí se nos presenta un problema nada desdeñable. No cabe duda que tener algunos brotes de actividad palían en gran manera la causa y el efecto de los trastornos derivados de la salud mental. Algo tan simple como enviar un documento a la copistería que quede más lejos puede servir para dar un paso más allá.

Algunas empresas más resolutivas al respecto han entendido perfectamente el concepto y ofrecen a sus empleados la opción de moverse más durante su jornada laboral. Los empleados pueden trabajar sentados o de pie en sus puestos de trabajo, con estaciones de trabajo adaptadas. Los directivos se han dado cuenta de que ésto repercute positivamente en la salud integral de sus empleados y que, por ende, mejora su productividad. Trasladado a cifras: el 63% de los empleados reconoce que se permanecería más tiempo en la empresa si se llevaran a cabo iniciativas a favor del bienestar. El 91% de los trabajadores opina que la salud en el lugar de trabajo debe ser a largo plazo y no soluciones rápidas y a corto plazo.

Únete al movimiento a favor del bienestar laboral y descarga nuestro informe A Little Movement For Big Success 2017 (Cómo triunfar moviéndose un poco, 2017).

 

 

[1] http://www.euro.who.int/en/health-topics/noncommunicable-diseases/mental-health/data-and-statistics

[2] http://www.eiumedia.com/index.php/latest-press-releases/item/1515-germany-leads-europe-in-dealing-with-mental-illness

[3] http://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0160589

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s